jueves, 7 de noviembre de 2013

Alinear rueda de bici. Ajustar radios de rueda. Centrar rueda de bici. Tensar radios. Align bike wheel. Adjust spokes. Center wheel bike. Tighten spokes. Aligner la roue du vélo. Réglez rayons. Roue de vélo Center. Resserrer les rayons.



Alinear y centrar rueda de bici.
Amig@s: ya vimos como sustituí el cable y funda del freno trasero. Hasta os comenté la historia de esta bici. La maneta del freno se nota ya suave. 

Pero no podemos terminar de ajustar los frenos porque el alabeo de la rueda hace que no podamos acercar más las zapatas a la llanta, pues rozarían con ésta a cada vuelta dificultando la marcha y desgastando innecesariamente las zapatas. Tenemos que alinear la llanta.






Para ello, podemos usar una herramienta que es relativamente fácil de encontrar y, además, es económica: La llave para radios. 

 
Puede ser circular, con varias medidas. Triangular, con tres medidas… Yo extravié la mía circular (la encontré por cierto a lo largo del proceso) y descubrí que una de las herramientas que tengo para la bici, incluye varias llaves para radios y que van fenomenal.
 
El alineado de la llanta es sencillo, pero laborioso. 

Sabiendo lo que estamos haciendo y actuando muy poco a poco, podemos lograr un resultado bastante bueno. y este proceso suele ser necesario hacerlo en todas las bicis antes o después, pues con el uso, siempre hay algún radio que se afloja. 


Tratare de explicarlo lo mejor posible. A unas malas, si vuestra bici precisa esta operación, siempre podéis tratar de hacerlo vosotr@s. 

En el peor de los casos, si veis que en vez de mejorar, empeora el alineado, tendréis que acabar llevando la rueda a un mecánico (cosa que, por otra parte, tendríais que hacer en cualquier caso si no lo intentáis por vuestra cuenta). 

Si lográis mejorar el alineado o incluso corregirlo, os ahorraréis un dinerillo (admito donativos, Je, je, je… es broma).


El concepto básico es que  los radios tiran de la llanta hacia el buje, de modo que cada radio tira para el lado contrario para crear tensión y fuerza. Es decir un radio colocado en el lado derecho de la llanta, va a parar al lado izquierdo del buje y viceversa.


Por otra parte, todos los radios han de tener una tensión uniforme para que toda la llanta soporte la misma fuerza y esté centrada. Si un radio se afloja, la llanta se separará en esa zona, rozando con la zapata del freno. Bastaría darle un poco de tensión a ese radio para que la rueda vuelva a estar alineada.


En mi caso, el radiado de la rueda es bastante básico. En otras bicis, los radios van más entrelazados. Es cuestión de examinar los radios con cuidado para estudiar cómo se comportarán si tensamos o aflojamos cierto radio.


Otro concepto: para tensar o destensar un radio, hay que actuar con una llave para radios en la pieza donde el radio se inserta en la llanta. Pero con la peculiaridad –jamás hay que olvidarlo- que hay que actuar a la inversa: para apretar o tensar un radio, debemos girar en sentido antihorario (como para aflojar un tornillo) y para destensarlo o aflojarlo, debemos girar en sentido horario.


Se recomienda montar la llanta sobre un centrador de llantas –una especie de soporte con guías para comprobar el centrado y alabeo- y sin cubierta ni cámara… Yo voy a hacerlo “a pelo”. Vamos, que ni voy a desmontar la rueda de la bici. Usaré como referencia las mismas zapatas del freno.

Finalmente: hay que actuar con mucha precaución, pues si nos pasamos al tensar o no lo hacemos correctamente, podemos influir en el aparaguado de la rueda o incluso en su circunferencia, que puede perderla y quedarse abombada – o sea, aparte de moverse lateralmente, subiría y bajaría alejándose o acercándose al eje-.


Pero con cuidado, repito, solucionaréis el desalineado sin causar mayores males. Se trata de actuar muy poco a poco. Dar en cada radio sobre el que actuemos un cuarto de vuelta, o media a lo sumo. Si vemos que precisa más apriete o afloje, podemos dar un poco más… pero si damos de golpe dos o tres vueltas, terminaremos por deformar la llanta y dejarla mucho peor. 

Los radios interactúan todos a la vez dando tensión. Es mejor tensar uno o dos y destensar los contiguos, que no actuar a lo bestia con un solo radio, dejándolo demasiado tenso o demasiado flojo.


Estos conceptos son muy básicos, pero hay que tenerlos en cuenta en todo momento. Por favor, no os pongáis como locos a tensar y destensar los radios. Empaparos bien de la teoría y de los ejemplos que expongo a continuación y trabajad con calma, sin prisas y con la cabeza despejada.


Pasemos a la práctica: hacemos girar lentamente la rueda, con la bici al revés, apoyada en el asiento y el manillar, y examinamos dónde roza más y en qué lado.
Pongamos que roza la zapata derecha (lado de la cadena). En una zona pequeña.
Podemos pegar un trocito de cinta de carrocero en la zona de máximo roce. Para tener esa referencia y poder girar la rueda sin temor de desorientarnos y actuar por error en otro sitio.

En las fotos, represento con flechas verdes las zonas donde roza inicialmente. Las flechas rojas indican el giro que le damos a la cabeza de los radios con la llave para radios y las flechas azules indican el desplazamiento que estamos logrando en la llanta tras el tensado o destensado.


Con una llave, damos unos golpecitos en el radio o radios de esa zona de roce. Normalmente, debería/n notarse más destensado/s. Si la zona de roce es pequeña, podemos dar un cuarto de vuelta sólo al radio más próximo y escuchamos el sonido al golpearlo. 

Si está tenso, será como una cuerda de piano y dará un sonido característico, mientras que si está destensado, absorberá el golpe sin sonar, se nota blando. Giramos la rueda y comprobamos si el problema ha mejorado. Si es así, podemos dar un cuarto de vuelta más al mismo radio. 


Este es el caso de estas primeras imágenes. Vemos que la rueda roza por el lado opuesto de la cadena.


Tensamos el radio más próximo, pues se trata de un roce leve en una zona pequeña…

Y la llanta se acercará a la cadena en ese punto, reduciendo el roce. Podemos repetir hasta lograr evitarlo por completo.

En el siguiente caso, la zona de roce es algo mayor. Empezamos por la zona de máximo roce, tensando los dos radios que afectan a esa zona y se notan destensados por el sonido.

 

A veces ocurre que los radios adyacentes están demasiado tensos y en tal caso, no basta con tensar el que produce aparentemente la deformación, sino también aflojar los contiguos. Por eso dije que hay que hacerlo con calma, sin prisas y examinando no solo la zona deformada, sino los radios adyacentes.

Una vez solucionado el problema en una zona, pasamos a la siguiente… y así hasta lograr solucionar o reducir el roce excesivo. 

No pasa nada si apreciamos un ligero alabeo de la llanta… lo importante es que sea mínimo para que las zapatas de los frenos puedan estar lo suficientemente cerca de la llanta como para que se puedan apretarse bien al frenar sin ir rozando continuamente.

Y así terminamos por hoy. Espero que os sea de utilidad y podáis ajustar las llantas de vuestras bicis.

Pese a todo, sigo notanto fallos en el freno: hay que apretar la maneta a tope y no logro la respuesta deseada al frenar. Sin duda el problema es que las manetas son para frenos cantilever... Pero por alguna razón que desconozco, los antiguos propietarios le pusieron el freno trasero V-brake, sin sustituir también la maneta correspondiente. Así que voy a sustituir dicho freno por otro cantilever...Pero eso es tema de otra entrada...¡No os la perdáis!
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si tenéis cualquier duda, sugerencia o consulta, por favor, hacedlo mediante la sección de comentarios. No respondo las consultas privadas. No usar los comentarios para hacer publicidad.