martes, 4 de agosto de 2015

Desviador trasero torcido, reparar desviador de bici, cambio muy ruidoso, ruidos en el cambio, reparar desviador,



Reparación de desviador torcido


Amig@s: Hoy vamos a ver un interesante post sobre bicis…

En efecto, a mi mujer le han regalado una bici plegable nueva (de hecho, la he sacado del embalaje de fábrica y montado yo mismo). La verdad, no es ninguna maravilla: frenos de plástico, cuadro de acero, ni siquiera trae reflectantes… 
Pero una bici es una bici y las plegables son una muy buena opción porque siempre podemos dejarlas en un lugar muy reducido. Y al tener 6 velocidades, podemos sacarle cierto rendimiento para dar paseos y disfrutar del buen tiempo.

Pero me decidí a examinarla y lo primero que noté es que la cadena se salía al cambiar de velocidad. Ya vimos cómo se puede ajustar el desviador. Lo hice en un momento con mi Leatherman Surge... y salí a la calle. 

Aquello hacía unos ruidos bastante extraños. Cambiar, cambiaba bien de velocidades, frenaba, tenía una conducción divertida por su corta distancia entre ejes… Pero ese ruido…

Bastó echarle un ojo para ver el problema: el desviador estaba completamente desviado (valga la rendundancia). 

La roldana inferior, que debería estar alineada con la cadena, estaba completamente torcida y la cadena hacía un giro lateral al pasar por las roldanas, cuando debería ir recta por todo el circuito, desde la salida del plato, hasta su entrada por la parte superior. Aparte, que si miramos la cadena por encima, deberían estar alineadas la parte superior y la inferior, cosa que tampoco ocurría. 

Lo sorprendente era justamente que pudiese funcionar en esas condiciones.

Me eché las manos a la cabeza ¿Cómo iba a solucionarlo? ¿Qué parte del desviador es la que está torcida?

Me puse a examinarla con calma y me fijé que las partes móviles del desviador difícilmente se podrían haber doblado… Justamente, porque se mueven y absorben el impacto. 
La parte superior del desviador, donde está sujeto al cuadro de la bici es de metal más grueso incluso que la propia fijación que tiene bici para engancharlo… 

De modo que pensé que probablemente, este sería el fallo: la pieza de las vainas donde se engancha el desviador. 

Pensé que estaría durísimo… Pero, al menos, quise hacer la prueba: quité la cadena –Ya lo hemos visto en otras ocasiones en varias entradas- y con mi Leatherman Surge y su juego de puntas extra (podéis usar llaves allen convencionales), retiré el perno que une el desviador a la bici, con lo que me quedé con la pestaña de la vaína donde se fija el desviador a la vista. 

Cogí con delicadeza la pestaña y traté de moverla ligeramente sujetándola con una llave inglesa pequeña… ¡Y para mi sorpresa, se movió! Estaba sorprendentemente blando. 
Se ve que al ser una pieza que tiende a recibir impactos y más tratándose de una bici plegable, la han hecho justamente para que tenga cierta maleabilidad y se doble antes que partirse por exceso de rigidez.


Monté el desviador y vi que se notaba bastante el ajuste que le había hecho. Con el desviador montado y cuidando de no tocar con la llave inglesa los piñones, que quedan muy cerca de la zona, di un par de ajustes más y monté la cadena.

Con la cadena montada, se puso de manifiesto que el problema estaba ya casi completamente solucionado. Miré la cadena desde arriba y ajusté de nuevo para que las roldanas estuviesen bien alineadas entre sí y con la cadena y que la parte superior e inferior de la cadena quedaran en la misma proyección. Repito: con mucho cuidado de no dañar los dientes de los piñones y haciendo ajustes muy pequeños en cada manipulación. 


A medida que hacía ajustes, se notaba que disminuía el ruido hasta rodar de forma perfectamente silenciosa.
Apretamos bien el tornillo que fija el desviador a la bici. 
Y ya sólo resta volver a ajustar los topes del desviador, que al haber cambiado éste de posición, ya hay que volver a ajustarlo. 

Un ligero ajuste en la tensión del cable… y las marchas suben y bajan perfectamente.

Ahora sí que está la bici en perfecto estado, ¡Cómo recién salida de fábrica! Je, je, je.

Y ahora voy a echarle un ojo a la otra bici plegable, que hacía tiempo que le notaba cierto ruido… y cabe la posibilidad que también tenga una ligera desviación en el desviador. Porque, además, la cadena se ha alargado demasiado pronto…


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si tenéis cualquier duda, sugerencia o consulta, por favor, hacedlo mediante la sección de comentarios. No respondo las consultas privadas. No usar los comentarios para hacer publicidad.