jueves, 24 de junio de 2010

Soldadura de materiales plásticos. Unir plásticos rotos. Pegar plasticos. Soldar plásticos.


Soldadura en plásticos



Amig@s: Otro interesante post que seguramente sorprenderá a más de un@ porque lo desconocería por completo.


Veréis: ¿a quién no se le ha roto alguna vez un objeto de plástico y ha tenido que tirarlo porque no había forma de pegarlo y no sabía otra forma de repararlo?


A veces el objeto es la pieza de una nevera, coche, un juguete o parte de un aparato que es insustituible y tenemos que fastidiarnos sin reparar la pieza y a veces hasta tirar todo el aparato por eso.


Los plásticos suelen tener bastante dificultad para ser pegados, ya que son pocos los pegamentos capaces de hacerlo de una manera consistente, y los que lo hacen, lo logran porque derriten las dos superficies a pegar y así las unen.


De hecho, si tenéis niños en casa, os será de inestimable ayuda tener siempre a mano un tubo de pegamento para plásticos rígidos, aunque sea uno adquirido en un bazar de todo a 0.60€, porque no pararéis de usarlo pegando sus coches y otros juguetes de plástico.


Pero hay ocasiones que no es lo bastante eficaz, aunque por suerte disponemos de otra solución.

El caso de hoy, es uno de estos casos en que el pegamento ha fallado a pesar de ser específico para el material a pegar.


Se trata de la barandilla de un estante de la puerta de la nevera. Es una pieza muy útil porque sin esta barandilla apenas se puede poner nada en el estante del interior de la puerta, ya que el objeto queda suelto y se caería cada vez que abriésemos la puerta de la nevera.


Vemos que es de plástico transparente rígido.


Como os decía, hay otra técnica para reparar los plásticos rotos: Pues si bien este tipo de material es muy poco apto para el pegado, sí que podemos aprovecharnos de otra de sus características: funde muy fácilmente.


En realidad, es una soldadura, porque vamos a derretir las dos superficies y vamos a incorporarle más material que le dará mayor fuerza.


En los talleres suelen reparar de esta forma los parachoques de automóviles agrietados o con leves roturas: es mucho más económico soldarle la pieza rota o agrietada que sustituir todo el parachoques.



Como herramienta vamos a utilizar un soldador para estaño, originalmente destinado a soldar cables eléctricos.

Este soldador tiene la particularidad que es súper rápido y en dos segundos ya tenemos la punta al rojo vivo y lista para usar.


Ciertamente, no debemos dejarlo conectado más de diez o doce segundos (el fabricante recomienda no tenerlo más de 15 segundos seguidos conectado), pero tenemos de sobra.

Además dispone de luz que proyecta sobre la pieza a soldar y nos facilitará bastante el trabajo.


Si no disponéis de este aparato, podéis usar un cuchillo o un destornillador viejo, por ejemplo, calentándolo al fuego para lograr la temperatura adecuada para poder derretir el plástico. Es más trabajoso y menos efectivo, pero totalmente válido.



Pues bien, empezamos raspando los labios de la pieza, que tienen restos de pegamento y seguidamente ponemos la pieza bien derecha, con los bordes rotos o labios bien juntos y los bordes alineados.





Entonces damos una pasada rápida, casi de prueba, por toda la rotura. Mayormente es para empezar a fundir y que se unan ligeramente las dos piezas y podamos trabajar más cómodamente sin que haya riesgo que se muevan o separen entre sí.

También así estudiaremos hasta qué punto se derrite el plástico y cuánto podemos insistir sin llegar a hacer un boquete en la pieza, lo cual no nos interesa en absoluto.



Damos un par de pasadas más insistiendo un poco más.


Ahora llega el proceso clave: al derretir los labios de la pieza, esta zona ha quedado más hundida, más delgada que el resto, con lo que tenemos la pieza pegada –al menos por un lado- pero si la dejásemos así, no duraría mucho.


El truco está en buscar algún material similar al que estamos pegando, de características parecidas, e incorporarlo a la pieza.



En este caso, he encontrado un bolígrafo gastado. La parte externa es muy similar a la pieza rota: plástico muy duro y rígido y de color transparente.


Con unos alicates rompemos el bolígrafo y sacamos varias tiras delgadas.



Calentamos otra vez los labios soldados de la pieza y rápidamente y con cuidado, colocamos un trocito del bolígrafo.

Podemos ayudarnos de un palito para sujetarlo por un extremo mientras fundimos el otro. Así no se moverá y nos permitirá poco a poco dejarlo totalmente fundido sobre los labios de la pieza rota.


Es importante dar pasadas lo más rápidas posibles para que el plástico coja calor, pero no se queme, pues se tornaría demasiado quebradizo y adquiriría un feo color negro.


Es cuestión de práctica. Con varias pasadas rápidas y superficiales, logramos eliminar las zonas más salientes y darle un aspecto más uniforme.


Le damos la vuelta a la pieza y hacemos lo mismo por el otro lado: damos unas pasadas rápidas, incorporamos un poco de material y lo fundimos en la pieza.


Por supuesto, si vais a soldar una pieza de plástico que es muy visible, no es necesario soldarla por la parte visible. Si lo hacéis bien, la pieza quedará perfecta por fuera, pero muy resistente por el refuerzo interior.


En nuestro caso, es una pieza muy fina y, de todos modos, es transparente, de modo que he optado por añadir también material por la parte externa.


Por mucho cuidado que hayamos tenido, quedarán pequeñas irregularidades y zonas opacas e incluso ennegrecidas.



Lo vamos a solucionar poniendo un trozo de cinta autoadhesiva de aluminio cubriendo la parte central de la pieza. Basta colocarla por fuera, ya que por dentro no se va a ver.

Si queréis un acabado perfecto, podéis dar una lijada superficial que elimine los abultamientos visibles y seguidamente pegar la cinta. En mi caso, no lo he hecho, lo he dejado para otra ocasión en que pueda mejorar el acabado.


También podéis pegar cinta de estas características en las demás piezas de la nevera, y así parecerá que es la decoración de fábrica de ésta y nadie sabrá que tiene un desperfecto.


O bien podéis demarcar la zona con cinta de carrocero y pintar con un tono a juego con la pieza reparada. Así también reforzaréis la unión.

El motivo decorativo lo dejo a vuestra elección


Esta técnica de soldadura también la usé para reparar el guardabarros de la rueda de un cochecito de bebé, de material similar a los parachoques actuales de los coches. El resultado fue óptimo y lleva meses de buen funcionamiento.


Respecto a este soldador rápido, tengo que decir que nunca me dio buen resultado para la soldadura de cables, quizá por estar acostumbrado a los soldadores clásicos, que tardan más tiempo en coger temperatura, pero también se pueden dejar más tiempo conectados.

Sin embargo, las puntas intercambiables de este soldador rápido me han hecho descubrir un nuevo mundo: la soldadura de plásticos.


Y también sirve para cortar este tipo de material, como ya os dije en el post de las mosquiteras: que las corté fácil y limpiamente con este aparato, que también dejó el corte en el tejido rematado.


Unos consejos finales: Si vais a soldar plásticos, hacedlo en un lugar bien ventilado y evitad respirar los vapores resultantes, que pueden ser muy tóxicos. Jamás lo hagáis en una habitación pequeña cerrada. Aparte de la toxicidad, huele bastante mal.


Si la pieza va a estar sometida a tensiones de cierta consideración, podemos incorporar también unos trocitos de alambre que podemos calentar con el soldador hasta embutirlos en la pieza. Actuarán a modo de tirantes manteniendo los dos lados bien unidos.


Y el último: cuando empecéis a soldar el plástico, veréis cuánto hay que insistir para que no perforemos o derritamos más de la cuenta la pieza… Pero hay que tener mucho cuidado con la zona de los bordes: al estar esta zona sin material alrededor, coge mucho más calor y podéis hacer fácilmente una muesca, al derretirse y replegarse el borde sobre sí mismo. Trabajad en estas zonas con sumo cuidado.


El tiempo de nuestra reparación ha sido de unos diez minutos y hemos salvado la pieza y la balda de la puerta de la nevera sigue siendo utilizable. Y no nos ha costado nada. ¿No merece la pena?


Animaos a realizar estas pequeñas tareas de bricolaje ¡Y apuntaros como seguidores del blog! No cuesta nada y apoyáis mi trabajo... Y una sugerencia final: si tenéis cualquier duda o consulta, usad el apartado de comentarios situado más abajo. Si todos pueden conocer tu duda y leen mi respuesta, será mucho más enriquecedor para todos.



19 comentarios:

  1. Enhorabuena por el blog.
    ¿Has probado a usar un pegamento de suelda plásticos al evaporarse? (http://www.youtube.com/watch?v=hT6Ow_cBTps )
    Yo lo he probado para el cajón transparente de una nevera y suelda muy bien. Lo que no me atrevo es a lijar y pulir para ocultar la unión. Gracias.
    www.hombremecatronico.com

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Jesús. Me alegra que te guste el blog.
    Pues no, no he usado ese pegamento. Parece muy bueno... Pero ¿Dónde conseguirlo?
    Y si cuesta más que comprar un cajón nuevo de la nevera, tampoco interesa, salvo que lo uses muy a menudo. De lo contrario, para cuando tengas que pegar otra cosa, ya se habrá secado o perdido propiedades.
    Mientras que la soldadura que he hecho es económica y al alcance de cualquier bolsillo y al quedar la zona soldada más gruesa incluso que el resto del cajón, es difícil que vuelva a romperse por el mismo punto.

    Si dispones de ése pegamento, podrías probar a pegar por la parte trasera otra pieza de plástico a modo de refuerzo, de este modo podrías lijar y pulir la parte visible con tranquildad sin preocuparte de debilitar la unión.

    ResponderEliminar
  3. Hola Carlos yo tengo unos audifonos que se rompieron de la diadema que es de plastico podre tener el mismo reultado que el tuyo el modelo de los audifonos es hdj 500

    ResponderEliminar
  4. Hola: no me sirve de gran cosa saber el modelo de tus audífonos... Pero comprendo el problema y no creo qeu te funcione si te limitas a soldar las dos partes. Creo que deberías añadir un buen refuerzo para lograr qeu esa zona se mantenga rígida y toda la fuerza la reciba el resto de la diadema que se encuentra intacta. POdrías probar a hacer un anillo hecho con fleje de acero y unido con masilla epoxi o similar, una vez que ya esté soldada la zona rota. Igual te resulta más efectivo buscarte unos audífonos corrientes, de bajo precio y tratar de colocar de sustituir la diadema rota por la nueva.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Me ha sido de gran ayuda el truco para soldar plásticos duros.

    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  6. Mi nombre es Bruno.

    Me parece de lo mas interesante lo que cuentas.
    Tengo pensado crearme unas maletas laterales para la moto en PVC o algun material parecido y creo que la soldadura que dices me servira de maravilla para juntar las piezas que voy a hacer en plantillas. Pero me interesa lo que as dicho tambien del alambre para reforzar ya que puede ser que necesite aguantar un poco de peso, que me puedes decir de eso?

    Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Orange: No sé si es muy buena idea hacer las alforjas para la moto en plástico rígido. En primer lugar, no se adaptarán a la carga que introduzcas en ella como las de piel o las de nylon (yo tengo una de éstas y me van de maravilla).
      En segundo lugar, al ser un material rígido, es fácil que se rompan con cualquier golpe... y si son para viaje, no es muy recomendable que resbales en un charco de barro y veas todo tu equipaje esparcido por él...
      Finalmente, decirte que te va a resultar bastante complicado realizar tantas uniones como para conformar las alforjas... y que las vibraciones del vehículo, baches, etc y más cuando vayan cargadas a tope, que acentuarán las tensiones, no son cosa de tomar a la ligera... las soldaduras que he descrito valen para un peine roto, un congelador o nevera cuya puerta interior se ha partido... pero me parece muy comprometido llevar tus objetos de valor de esa manera... nunca se sabe si soportarán la tensión adecuada. Sí podrías usar pegamento de PVC o similar... pero estamos en las mismas: puedes pegarte una paliza de trabajar diseñando y cortando piezas... para que después no resulte.

      Mi opinión personal es que o no hagas esas alforjas, o adaptes un par de maletas o maletines con la forma adecuada y los acoples a la moto mediante una estructura de hierro que te dé garantías. sería mucho más sencillo y evitas quebraderos de cabeza y dudas sobre el resultado.
      Un saludo

      Eliminar
    2. Bueno, realmente mucho mucho peso no van a cargar, es mas para el dia a dia. Por ejemplo: el bolso de la mujer, los guantes, el sotocasco o los papeles, ese tipo de cosillas. Nunca lo voy a cargar con cosas muy pesadas. Cuando tengo que salir de viaje lo que ago es atar la maleta con pulpos en la trasera de la moto y me aguanta genial.

      Yo creo que para ese tipo de usos si me serviria.

      Eliminar
  7. hola, tengo una duda.
    necesito pegar dos botellas plásticas de coca cola por la parte de abajo las dos quitando les un pedazo a cada una pero el problema es que es muy complejo que estas empaten y no se como trabajar el plástico tan suave.
    que me puedes recomendar.
    gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luis Felipe, es una tarea difídil, pues son unos plásticos muy delgados y, encima, no se podría poner nada por dentro porque queda un envase totalmente cerrado... Lo único que se me ocurre es pegar una tira obtenida de la misma botella en la parte interna de uno de los lados dejando un trozo sobresalido. Seguidamente, pasaríamos a pegar la otra parte de la botella a esa parte sobresalida... Sólo sería cuestión de elegir un buen pegamento que las una. en cualquier caso, no creo que quedase muy fuerte... ya depende para lo que quieras destinar tu invento.
      Un saludo

      Eliminar
  8. Hola, me llamo Enrique gran descubrimiento este blog, tengo un problema con una batidora se has roto una pieza clave, la qué da soporte a las aspas batidoras y no hay forma de piénsatelo debe ser polipropileno o algo así ¿Me podéis orientar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deberías especificar qué tipo de batidora es... aunque imagino que es una tipo minipimer, digamos que de un brazo, para entendernos.
      También debes aclarar hasta qué punto se ha roto ¿Es una grieta, está hecha añicos, puedes recomponer los trozos? Si es así, podrías usar quizá pegamento epoxi de dos componentes. Igual también te puede ser útil la fibra de vidrio junto con la resina, que da una unión muy fuerte, impermeable y que se suele fijar bien en multitud de superfices.
      Un saludo

      Eliminar
  9. Hola,
    Necesito ayuda para unir una pieza de plástico rota. Es de un portabicis de techo. La pieza en cuestión es la que empuja para subir la pinza que coge el cuadro de la bici. Es de plático negro grueso, pero no se que tipo de plástico es.
    He visto que con pegamento de cianocrilato + bicarbonato puedes hacer una unión muy dura.
    Mi duda es ¿aguantará? ¿es la mejor alternativa? si esa pieza se parte se podría caer la bici...
    Muchas gracias.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Rigor:
      Las uniones pegadas, por fuertes que sean -desde mi esperiencia- nunca quedan tan fuertes como antes de romperse y los plásticos suelen ser problemáticos a la hora de pegarlos, incluso con pegamentos específicos para ellos. Una cosa es pegar un objeto que si vuelve a partirse no entraña riesgo y otra que se te caiga la bici en plena marcha, que se destroce y encima puedas ocasionar un grave accidente...
      Yo no me arriesgaría y trataría de buscar esa pieza. Incluso puede que sea factible hacer una réplica en metal -Si es algo sencillo como una especie de palanca-. No sé cómo es la pieza en cuestión ...
      Saludos

      Eliminar
    2. Muchas gracias por la rápida respuesta.
      Puede que tengas razón. La pieza no es recta tiene ángulo. Otra opción que barajo es afianzar la unión poniendo en los laterales tiras metálicas unidas con remaches.
      Pero en cualquier caso es arriesgado...

      Eliminar
  10. Felicidades Carlos por tu blog y gracias por tus aportaciones.

    Rigor, quizás podrías hacer una copia de la pieza original con masilla de dos componentes con una estructura interna metálica. Así he creado algunas piezas que tienen años y siguen funcionando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, es una idea interesante... pero dado lo delgada que es la pieza, pienso que sería aún mejor hacer la réplica con fibra de vidrio y resina... aunque ya no se trataría de reparar el cajón, sino de hacer otro... Implicaría hacer el molde y recubrirlo o rellenarlo. Se sale de las expectativas de este post que era hacer una reparación rápida y sencilla.
      Para fabricar otra pieza, sería más práctico y económico buscarla en el mercado para tratar de comprarla.
      Gracias por tu aporte.
      Un saludo

      Eliminar

Si tenéis cualquier duda, sugerencia o consulta, por favor, hacedlo mediante la sección de comentarios. No respondo las consultas privadas. No usar los comentarios para hacer publicidad.