lunes, 24 de mayo de 2010

reparar grifo de cocina. Grifo de cocina que suelta agua. Cambiar junta de grifo de cocina


Reparación de grifo de cocina.



Amig@s: Hoy vamos a enfrentarnos a un problema cotidiano y que quizá no sepáis resolver.


Se trata de un grifo de cocina monomando. Aunque este problema es común a todos los grifos de cocina, porque tienen un largo tubo que se puede girar para que el agua caiga hacia un seno u el otro.



Pero esto, que es una importante ventaja, puede convertirse en un problema, pues la unión, en principio estanca, acaba cogiendo holgura y antes o después podemos encontrarnos que va saliendo agua del grifo lentamente mojando el fregadero.

Y en este caso sabemos con certeza que no se trata de la zapata del grifo gastada porque se trata de un monomando que no tiene zapatas.


Igual, más de un@ que tenga este problema haya pensado que el grifo está roto y hay que cambiarlo por uno nuevo… pero nada de eso.


El problema está en unas juntas de goma que son las encargadas de sellar la unión entre el grifo y el tubo. Bastará sustituirlas para dejar el grifo como nuevo.



Para acceder a esas juntas, vemos que por la parte trasera inferior del tubo hay un tornillo. Basta retirarlo con un destornillador...



Y ya podemos separar el tubo del cuerpo del grifo tirando hacia arriba.



Y ya vemos las juntas en cuestión. Con un destornillador o punzón, podemos sacarlas con cuidado, ya que están insertadas en unas ranuras.



Bastará ir a una tienda de accesorios de fontanería y comprar unas del mismo tamaño, al menos por dentro, porque por fuera han sufrido cierto desgaste, que es el que ha provocado que se salga el agua. Agua, por cierto, que es la que se queda dentro del tubo al cerrar el grifo.


En mi caso, tenía unas juntas en casa de un lote que compré. Pero aunque la medida interna coincide, por fuera son más anchas. Así que vamos a tratar de estrecharlas.

Es sencillo: buscamos algo que sea de sección circular y una medida igual o ligeramente más ancha que el interior de las juntas para que se queden encajadas y las metemos.



Vamos haciendo pasadas de las gomas sobre una lima procurando ir desgastando uniformemente el exterior de las juntas. Es como si usáramos una goma de borrar.



Y cuando llegamos al grosor adecuado, ya podemos montar las juntas en el grifo, colocar el tubo y atornillarlo.


Para hacer este proceso basta meter el tubo con el orificio del tornillo alineado con el orficio donde se va a enroscar éste en el cuerpo del grifo.


Una sugerencia: si vais a sustituir las juntas, aseguraos que las juntas son de calidad, de lo contrario en dos semanas el grifo empezará a soltar agua de nuevo.


Y un consejo final: si os cuesta un poco meter el tubo con las juntas nuevas, probad a untarlas con un poco de vaselina -grasa de litio no, pues podría deteriorar las juntas de goma-.

Y la vaselina, en cualquier caso, mejorará la estanqueidad y reducirá el desgaste de las juntas.


Vemos que el grifo ha quedado perfecto. El bricolaje es a veces sorprendentemente sencillo y más de uno puede que se haya quedado asombrado, pues ya estaba pensando en sustituir todo el grifo ¿verdad?


Animáos a hacer estas pequeñas tareas de bricolaje y no olvidéis apuntaros como seguidores del blog.

6 comentarios:

  1. ¡Muchas gracias por las instrucciones y las fotos! Felices fiestas.

    ResponderEliminar
  2. Gracias , por el aporte.Voy a probar , parece facil

    ResponderEliminar
  3. Voy a intentarlo, muchísimas gracias!

    ResponderEliminar
  4. Mi grifo no tiene el tornillo que fija el caño al cuerpo y además el grifo está en una esquina de la encimera con lo que no puedo girarlo por detrás.¿De qué otra forma puede estar sujeto el caño al cuerpo para poder quitarlo?
    Graacias y enhorabuena por tu blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te sugiero que desmontes el grifo... Una vez retirado será mucho más sencillo averiguar cómo se desmonta. A unas malas, siempre puedes llevarlo a una tienda de sanitarios e incluso a la tienda donde te lo vendieron para que te digan si puede separarse el caño del grifo o no...
      Por supuesto, has de disponer de llaves de paso para cortar el suministro de agua de la tubería al grifo o bien disponer de unos tapones roscados para no dejar sin agua a toda la casa mientras realizas el proceso.
      De todos modos, si no logras reparar el grifo, sólo tendrás que sustituirlo por uno nuevo, poniendo el nuevo en el sitio del viejo.
      Un saludo

      Eliminar
  5. En mi grifo lo que se ha roto es la pieza de plastico blanco que hace tope y sufre el roce del tubo cuando se gira. En vez del tornillo tradero lp que proporciona la sujeccion es una tuerca, que rodea al tubo y rosca sobre el cuerpo, donde va embutido el tubo...

    ResponderEliminar

Si tenéis cualquier duda, sugerencia o consulta, por favor, hacedlo mediante la sección de comentarios. No respondo las consultas privadas. No usar los comentarios para hacer publicidad.