sábado, 17 de abril de 2010

Tacos mal fijados en pared. Poner correctamente un taco. fijar objetos en paredes. Tipos de tacos


RECOLOCAR TACO EN PARED



Amig@s: La experiencia me dice que a veces los problemas más sencillos son los más frecuentes y sin embargo, muchas veces no sabemos bien cómo solventarlos.


Hoy vamos a tratar de los tacos que se desprenden de la pared.


Pero Vamos a empezar analizando por qué se sujetan con tanta fuerza estos elementos.


El taco es un cilindro de plástico, con aberturas longitudinales en un extremo y que al entrar el vástago del tornillo o alcayata en su estrecho hueco interior, los extremos abiertos se abran presionando contra las paredes del orificio de la pared donde está insertado ejerciendo muchísima fuerza.



Hay infinidad de modelos de tacos, aunque los que se están usando cada vez más son los tipo Fisher, que por su forma quedan totalmente enrasados con la pared, podemos meterlos incluso a través de pletinas metálicas o de aluminio porque podrán entrar hasta el borde del agujero de la pared y por su forma hacen una gran fuerza. Aparte que tienen un par de pestañas para evitar que giren en el orificio al atornillar el tirafondo o la alcayata y al mismo tiempo, impide que pueda salirse solo una vez introducido.


Pero qué ocurre… ¿Por qué a veces estos elementos de fijación no cumplen su función y se sacan fácilmente? Porque, ciertamente, unos tacos bien puestos pueden soportar un enorme Peso.


Pensemos que cada mueble de una cocina suele estar fijado a la pared y suspendido de ella por dos tacos que suelen ser de 6mm u 8mm… y los muebles no suelen estar vacíos, que a parte de su propio peso, suelen contener gran cantidad de elementos: platos, enseres de cocina, alimentos… que suponen un peso considerable.


Sin embargo, a veces se salen con facilidad y vamos a ver el porqué.


El motivo más frecuente es por hacer el orificio demasiado grande para el taco que vamos a poner.

Evidentemente, si vamos a usar un taco de 6mm, deberemos usar también una broca de esa medida, si la usamos mayor, el taco quedará muy suelto y no hará bien su función.


A veces, la broca está ligeramente alabeada, o sea, que al girar, vemos que la punta hace un leve movimiento circular.

Esto se traduce en un orificio de mayor diámetro que el que debería hacer para ése diámetro de broca.

Es particulamernte ostensible en paredes de materiales blandos, como el yeso.

Todavía si la pared es muy dura, la broca tenderá a hacer el orificio de su tamaño.


Pero los tacos que vamos a colocar en casa, generalmente van en una pared y éstas suelen estar revestidad de materiales blandos como el yeso, la perlita…


En otras ocasiones, el orificio se hace demasiado grande simplemente porque pillamos ladrillo hueco debajo y al apretar demasiado con el taladro, el ladrillo “salta” hacia dentro dejando un orificio algo mayor. Digamos que en vez de ser taladrado, el ladrillo se quiebra hacia dentro no dejando un agujero limpio.


Finalmente, otro motivo por que el que el taco no ha aguantado con la fuerza que debería, es porque le hemos puesto un tornillo o alcayata demasiado fino. Con lo que el taco no se ha abierto lo suficiente y no ha hecho la suficiente presión.



Una vez analizado esto, vamos a proceder a la reparación de un taco que se ha quedado flojo en el orificio en el que ha de quedar fijo.


Lo más sencillo sería meter una broca del siguiente tamaño al taco que había y poner un taco adecuado a esa broca.

Por supuesto, también deberíamos meter un tornillo de mayor calibre para que hiciera la presión adecuada.


Pero si el tornillo ha de ser el mismo, entonces podemos proceder a “restaurar” el boquete.


Una forma sencilla sería haciendo un poco de yeso, rellenando el orificio y metiendo a continuación el taco, con el yeso aún fresco.


Pero el problema que suele presentarse es que el yeso endurece en cuanto toca la superficie de la pared seca.

E incluso si la mojamos, probablemente no nos dará tiempo.


Y otro problema es que no penetre lo suficiente para rellenar justamente la zona del final del agujero, que es donde el taco ha de realizar la presión contra la pared.



Así que otra solución sería nuestra conocida y querida masilla epoxi: hacemos un pequeño cilindro de masa bien amasada y lo metemos a presión en el orificio.



Podemos incluso hacer un orificio central en la masilla ya colocada con un palillo de dientes y a partir de ese orificio, ir presionando la masilla hacia los laterales del orificio.


Por supuesto, para una adecuada fijación, deberíamos sanear primero el orificio de polvo, para lo que podríamos introducir primero el palillo con un trapito humedecido en agua, por ejemplo.


Una vez colocada la masilla, endurecerá relativamente rápido. Y pasado un tiempo, ya podremos taladrar con una broca del mismo calibre que el taco.


Incluso si el problema era que el tornillo era pequeño, podemos usar un taco menor si tenemos que usar forzosamente el mismo tornillo… y ya podemos volver a fijar el tornillo, que quedará muy, muy sólido.


Y si el tornillo es realmente fino, hasta podríamos meter una astilla de madera bien encajada en la masilla epoxi, todavía fresca y dejar que endurezca. Después bastaría abrir un fino boquete de guía y atornillar en la astilla.


Si nos ha quedado un poco de masilla sobresalida o alguna mancha, siempre podemos dar una ligera pasada de lija, poner un poco de masilla si ha quedado algún desperfecto y un poco de pintura.

Ya os recomendé que cuando pintarais, guardaseis un poco de la pintura en una botella bien cerrada para poder reparar estos pequeños desperfectos.



¡Ya no habrá taco que se os resista!


Y en próximo post seguiremos instalando el ICP y demás elementos de nuestra instalación eléctrica.


Más información: Bricotodo

Personal iddeo.com



11 comentarios:

  1. Carlos, excelente tu explicacion! en mi caso he comprado hace poco un taladro que viene con mechas para concreto, pared ladrillo, etc de medidas del 4 al 10mm, pero me encuentro con un problema, en una pared de mi habitacion quiero poner una cortina con palos de madera la cual sostendran el palo dos apliques en las esquinas superiores, cada aplique con dos taco fisher, pero ya estan hechos por el inquilino anterior! solamente que no tiene los tacos dentro de los orificios, y estos son mas corttos que los tacos que yo tengo que son del 6mm pero tienen el mismo diametro, no se si me explico, son mas cortos los tacos pero caben igual en la pared, solo que no hasta el fondo, que me recomiendas? gracias y muy bueno tu blog.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Fede. Ante todo, gracias por el comentario y por haberte hecho seguidor.
    Por lo que creo entender, los boquetes están hechos, pero los tacos no entran hasta el fondo. Deberías averiguar si es que había puesto unos tacos más cortos o si hay una gavilla de hierro o similar que impide profundizar más. Quizá un detector de metales pudiese servirte para averiguarlo. Otra cosa que se me ocurre ahora mismo es tratar de clavar un clavo o punta de acero en el fondo de los orificios: si no penetra, es que ha topado con algo muy duro y no deberías insistir con la broca.
    Imagino que tus brocas estarán nuevas y serán de calidad y es una pena que uses de primera hora una broca o mecha nueva para tratar de profundizar más sin haberte asegurado primero, pues si encuentras hierro, podrías estropearla fácilmente. Si no le falta mucho para entrar el taco, podrías cortarlo por la base, o sea, la parte que sobresale de la pared una vez metido en ésta. Eso sí, al penetrar menos, hará menos fuerza, asegúrate que entra bien ajustado.
    Si no hay ningún obstáculo, desde luego lo suyo es meter la broca de 6mm y profundizar un poco más.
    En un post tengo un caso similar, por si quieres verlo:
    http://eltallerdecarlos.com/2010/05/colocar-persianas-montaje-y-ajuste-de.html
    Espero que el consejo te haya servido, en caso contrario, dímelo para que encontremos otra solución.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola Carlos! Mi marido y yo acabamos de descubrir tu blog y estamos encantados: nos está sirviendo muchísimo!

    Precisamente hemos tenido un problema con un estor que se nos ha caído y tenemos que rellenar los agujeros con masilla para repetir la colocación.

    Yo creo que el motivo por el que los agujeros originales no han aguantado es porque el taco no había entrado bien (nos costó muchísimo hacer los agujeros, porque encontrábamos algo duro al final, y creo que también se nos abrieron un poco a lo ancho porque el yeso era muy blando).

    ¿Crees que nos compensaría comprar tacos y tornillos un poco más cortos, aunque perdamos algo de fuerza de agarre?

    Gracias y, otra vez, enhorabuena por el blog! Es super útil para los que nos iniciamos en las chapuzas de casa!!

    ResponderEliminar
  4. Hola, me alegra mucho saber que el blog os ha sido de utilidad, es mi mayor satisfacción.
    respecto a vuestra prenguta... es prácticamente el mismo caso o muy parecido que el comentario anterior y creo que puede serviros la misma respuesta, con enlace incluido.
    Leedla detenidamente y si necesitáis alguna aclaración extra, no dudéis en decírmelo.
    En cualquier caso, un estor no es demasiado pesado y no creo qeu tengáis problema si recortáis un poco los tacos y si es preciso, usad unos tornillos algo más cortos.
    Muchas gracias por vuestro comentario.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Se han salido los tacos del avion (para tender la ropa) que tengo en el patio y querria volver a utilizar los mismos huecos.¿ Se podra rellenar con alguna pasta y volver a meter los tacos en el mismo?

    ResponderEliminar
  6. Hola Noelia: Pues eso depende del estado en que esté la pared... si los tacos se han salido igual es que el mortero, yeso o de lo que esté hecha la pared está deteriorado por el tiempo. En tal caso podrías hacer un taco de madera en forma de cuña con algunos clavos profundamente clavados para que hagan de garras y colocar ese taco en el hueco previamente hecho. Seguidamente puedes atornillar al taco de madera -que debería quedar enrasado con el resto de la pared- un buen tornillo, que aguantará bien el peso. Eso sí, el taco deberá ser de cierto tamaño: unos tres o cuatro cm de lado como mínimo y al menos un par de centímetros de fondo.

    Si la pared está en buen estado, podrías probar a agrandar un poco el hueco con una broca algo mayor y fijar el soporte con unos tacos y tornillos mayores. Aguantará mejor el peso que si vuelves a colocar tacos y tornillos del mismo tamaño que los que se te han salido.

    En cualquier caso, puedes limitarte a rellenar el hueco con masilla epoxi, volver a abrir el agujero e insertar de nuevo un taco y el tornillo original, pero es una opción que no te recomiendo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Carlos, primeramente felicitarte por el blog. Te planteo mi problema, el caso es que tengo que colgar una tv de unos 10 kg en una pared que al ser una casa de más de cien años es prácticamente de yeso excepto la capa exterior que es de ladrillo visto. ¿Cuál crees que puede ser la manera correcta de hacerlo?
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  8. Hola, gracias por la información. Mi pared cada vez que quiero realizar un agujero con el taladro se desgrana el fino y el grueso hasta llegar al ladrillo, es una casa vieja, como puedo hacer para poder colocar tornillos ya que necesito colocar unas repisas. pense en hacer unos parches y luego colocar alli los fischer. Tenes otra idea mejor. gracias!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay varias soluciones: hacer taladros más profundos para que los tacos agarren en el ladrillo y, obviamente, tornillos o alcayatas más largos para que lleguen bien.
      También conviene taladrar sin percusión en el taladro para evitar que los orificios salgan demasiado gruesos.
      Si acaso, cuando llegues al ladrillo, ya puedes usar el percutor.
      De todos modos, si se queda demasiado grueso, siempre puedes poner un poco de yeso, masilla o similar para que quede más ajustado.
      Saludos

      Eliminar
  9. hola, mi pregunta es si se puede volver a usar un taco que instalé y saqué a los 5 minutos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Peca:
      Da igual que el taco lleve 5 minutos o 5años... lo importante es que no esté deformado.
      Si el taco presenta un aspecto normal, sin estar torcido o deformado, se puede reutilizar sin problema, en especial si lo colocas con un tornillo algo más grueso.
      Un saludo

      Eliminar

Si tenéis cualquier duda, sugerencia o consulta, por favor, hacedlo mediante la sección de comentarios. No respondo las consultas privadas. No usar los comentarios para hacer publicidad.