lunes, 6 de abril de 2009

Cómo abrir y reparar minitaladro

REPARAR MINITALADRO


Os presento mi minitaladro, una herramienta a la que le tengo especial aprecio porque a pesar de no ser potente ni sofisticada, nos permite salir de más de un apuro al podérsele acoplar multitud de accesorios: brocas, fresas, grabadores de vidrio, muelas de corindón u otro material, discos de corte, discos pulidores…. Además tiene regulador de velocidad, para poder adaptarse al trabajo que estemos realizando. Y sin embargo, podemos encontrarla a un precio bastante económico. Una herramienta práctica por excelencia.
Pues bien, estaba en un trabajo cuando traté de sacar el accesorio que estaba usando: una lija. Pero había apretado en exceso la tuerca fijadora y no podía aflojarlo. Así que hemos tenido que tomar una decisión expeditiva: abrirlo para ver si podemos tener un punto de sujeción más amplio.



Empezamos por extraer el cilindro de lijado, que nos estorba para el siguiente paso. Como tiene un tornillo en la parte frontal para cambiar la lija, no hemos tenido problema. Lo cogeremos con un alicate procurando no asirlo por el extremo, pues al estar hueco se podría deformar.



Seguidamente, desenroscamos la pieza de plástico negro, que une las dos piezas de la carcasa del aparato. Como ya hemos quitado el cilindro de la lija, no tenemos ninguna dificultad.



Desatornillamos los tornillos que unen las dos partes de la carcasa. Ya quedan las dos partes liberadas y podemos verle “las tripas” a nuestra máquina.



Ahora vemos que queda al aire todo el eje. Lo sujetamos con unos alicates fuertes, tipo pinza –os hablaré de ellos en un próximo post-, y con la llave que trae el minitaladro para apretar y aflojar la tuerca que fija los accesorios a la punta, aflojamos ésta. Ya hemos solucionado el problema. Sólo queda montarlo de nuevo siguiendo los mismos pasos a la inversa. También vemos que esta operación de abrir el aparato no ofrece ninguna dificultad y podremos hacerla simplemente para eliminar el polvo o engrasar ligeramente los cojinetes.

Las precauciones que hemos de tener son, lógicamente, no dejar ningún cable mal colocado de modo que quede pillado entre las dos carcasas o rozando con algún elemento móvil y en segundo lugar, no apretar en exceso los tornillos a la hora del montaje, pues están atornillados en plástico y éste puede perder la rosca fácilmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si tenéis cualquier duda, sugerencia o consulta, por favor, hacedlo mediante la sección de comentarios. No respondo las consultas privadas. No usar los comentarios para hacer publicidad.