lunes, 20 de abril de 2009

Radial o amoladora angular.

Radiales o amoladoras l



Las radiales son unas herramientas muy versátiles. Vendría a ser como un taladro, pero en vez de perforar, está diseñada para cortar y desbastar. Al igual que el taladro le podemos poner diferentes brocas, podemos acoplarle a la radial discos de distintas clases, con lo que podemos atacar infinidad de materiales: cerámica, barro cocido, acero, aluminio y cualquier metal en general…



Podemos encontrarla en varios tamaños en función del disco que podemos acoplarle: de 115mm y de 230mm. También es cada vez más frecuente la radial de 125mm.

Es una herramienta que no es cara y nos puede servir de gran ayuda en muy diversos trabajos. Para realizar trabajos de soldadura, como los post anteriores, nos servirá para cortar los hierros, limpiar las rebabas de corte, pulir las superficies oxidadas o pintadas, emparejar la soldadura con el resto del metal…

En construcción, podemos usarla para cortar todo tipo de losas. Incluso de gres, que muchas veces tienen un dibujo en relieve por la parte inferior que impide un buen corte con la máquina específica de cortar azulejos (de la cual ya hablaremos…). Podemos realizar agujeros en azulejos en los lugares donde es preciso para las tomas de agua y bajantes…

Y acoplándole un soporte, podemos incluso incorporarle lijas.

Y todo ello con la misma máquina. Simplemente tendremos que cambiar el disco para realizar una función u otra.

El inconveniente de esta máquina es que es bastante peligrosa si no se usa adecuadamente. Tiene mucha fuerza y si doblamos ligeramente el disco una vez que está realizando el corte, nos dará un buen latigazo, pudiendo incluso llegar a romperse el disco y salir los restos despedidos como proyectiles. Es por eso que siempre se debe manejar en plenitud de facultades (nada de alcohol o alguna medicina que pueda producir laxitud, somnolencia o falta de concentración).

Por ello, es muy recomendable asirla con firmeza, esperando en cualquier momento un movimiento brusco para poder contrarrestarlo. Y no dejar de prestarle atención para que el disco se mantenga siempre en la misma posición respecto al corte.

Una precaución extra que siempre que puedo suelo practicar es evitar que el disco penetre profundamente en el material a cortar. Por ejemplo: si queremos cortar un tubo de hierro de sección cuadrada de 40 X 40mm, no trataremos de hacerlo de una vez, aunque el ancho del disco lo permita, sino que cortaremos un lado, giraremos el hierro y cortaremos por el lado opuesto, y finalmente los dos lados restantes, poniendo especial cuidado en el último corte, para evitar que los dos trozos se unan entre si y puedan dejar el disco atrapado.

Por supuesto, siempre usaremos un disco del tamaño adecuado (nunca mayor del tamaño máximo que admita nuestra máquina) y JAMÁS, usaremos la radial sin el escudo protector del disco, que se encarga de evitar que las chispas y partículas nos den en la cara y también nos protegerá en caso de que se rompiera el disco.



Debemos comprar discos de calidad, pues los discos buenos son elásticos y tienen en su interior unas fibras que dificultan que el disco se rompa y salga despedido en pedazos si se quiebra durante el uso.



Es conveniente usarla siempre con guantes, y gafas de protección. Como utillaje adicional, sugiero unos tapones, aunque sean trozos de algodón o papel, para los oídos; pues producen un sonido muy penetrante que esta sencilla práctica de usar tapones mitigara bastante.

Como vemos, es una herramienta que entraña cierto riesgo. Pero si se usa con sentido común, es muy práctica, casi imprescindible en multitud de trabajos de bricolaje.

Un consejo es que si la usáis, no tratéis de cortar el material a base de apretar el disco contra él. Es una práctica bastante generalizada y lo único que lograremos es desgastar prematuramente el disco sin ganar mucho tiempo… Lo ideal es rozar suavemente el disco contra la superficie a cortar y dejar que éste haga su trabajo. Gira a bastantes revoluciones, con lo que en unos instantes habrá realizado el corte sin realizar presión. También debemos evitar el movimiento de vaivén hacia adelante y hacia atrás. Sobre todo con las grandes, conviene mantenerla estática y una vez marcado el corte ir avanzando en el sentido del disco, pero para retroceder para hacer otra pasada, levantaremos el disco y empezaremos otra vez por el principio, dejando avanzar suave y lentamente el disco sobre el corte.

Al igual que ocurría con el taladro, no os recomiendo una máquina muy cara. Evidentemente, si es de marca, es una garantía de calidad, pero al ser una herramienta relativamente sencilla y que se suele usar para trabajos que son sucios (por el polvo y suciedad que producen), tampoco nos interesa gastarnos una pequeña fortuna. Y más para realizar trabajos ocasionales con ella.

Y respecto al tamaño, os sugiero que os compréis una de las más pequeñas, de 115mm o 125mm. Las grandes son máquinas realmente poderosas y pesadas, pero hay que saber manejarlas muy bien y con las pequeñas podréis hacer infinidad de trabajos.

La ventaja que tiene la de 125mm respecto a la de 115mm, es que siendo sólo ligeramente mayor de tamaño, admite discos mayores. al ser el disco mayor, tarda más en gastarse y tendrá mayor rendimiento.

Respecto a los accesorios, los discos, hablaré de los distintos tipos en un próximo post. No os lo perdáis.

Más información en:

pasarlascanutas.com

ConsumerErosky

11 comentarios:

  1. Reitero mis felictaciones hermano!!!! excelente la informacion que nos das!!!, te juro que busque como mas de 4 horas las ventajas y desventajas de una amoladora de 125 mm y no encontraba pro ningun lado... la unica interrogante que me quedo es respecto justamente a ello, te cito.."es que siendo sólo ligeramente mayor de tamaño, admite discos mayores", para los novatos como yo es una cuestion que no entendemos aun para poder comprar una, los discos como varian?? segun los mm de las amoladoras o son especiales para cada una??

    Mcuhas gracias de antemano t reitero mis felictaciones por el post!!

    Atte
    Christian P.

    ResponderEliminar
  2. Pd. Agradeceria que me expliques un poco mas respecto a las medidas de las amoladoras y su ventaja para la compra de discos.

    ResponderEliminar
  3. Me alegro mucho que te haya sido de utilidad el post.
    Trataré de ser breve: las amoladoras son principalmente de tres tamaños: 115mm, 125mm y 230mm. lo que indica cada medida es el tamaño máximo de disco que admite cada una. La radial tiene un protector que jamás debemos quitar para usarla con un disco mayor: a la de 115mm no podemos ponerle un disco de 125mm, pues literalmente chocaría con el protector y no podríamos montarlo. Sin embargo, a una de 125mm sí podemos ponerle un disco de 115. A eso me refería: un disco se gasta con relativa rapidez (salvo los de diamante), de modo que si el disco es algo mayor, también nos durará un poco más e incluso podremos cortar materiales más gruesos. Por lo demás, la de 115mm es muy manejable y la mayoría de discos pequeños los fabrican en ese tamaño.
    Respecto a lo que me preguntas sobre las diferencias entre uno u otro, no hay ninguna. Prácticamente son idénticos de formato y grosor, ya sean de 115 ó 125mm. O sea, se puede poner perfectamente un disco de 115 en una amoladora o radial de 125. Y si tenemos un disco de 125mm que esté un poco desgastado, o sea que ya quepa en la radial de 115mm, podríamos ponérselo tranquilamente. Los discos sólo se diferencian en el diámetro.
    Bueno, Christian, espero haber aclarado tu duda. Si no es así, no dudes en decírmelo.
    saludos

    ResponderEliminar
  4. Doctor una vez mas agradecidisimo por los consejos que me da y en verdad ya me quito la duda, es pro tanto que me decidi que mañana mismo a primera hora estoy comprando la amoladora de 125mm por la ventaja de poder montar discos de 115mm que en mi pais los venden como pan caliente.
    Reiterando mis agradecimientos y felicitandolo por sus conocimientos.
    Atte
    Christian

    ResponderEliminar
  5. Me alegro de haberte sido de ayuda ¡Qué disfrutes tu radial nueva! Y ten mucha precaución, sobre todo al principio, hasta que te acostumbres a ella.
    Procura usarla siempre al menos con gafas de seguridad, Guantes recios y algo para los oídos, aunque sean unas bolitas echas con papel de servilleta o pañuelos para evitar el sonido en los oídos. Verás lo útil que te resulta tu máquina.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Tengo una duda sobre el sentido de giro a la hora de cortar con seguridad una baldosa por ejemplo.

    Montas el disco a contragiro o al reves?
    El guiado es hacia ti o al reves?

    Gracias.

    ResponderEliminar
  7. Hola.
    No comprendo lo que me preguntas sobre si el disco se monta a contragiro o al revés: el dísco sólo tiene una posición para montarlo. De hecho, si se monta al revés, puede rozar el protector metálico. Si no es así, por ser un disco de diamante, por ejemplo, siempre debemos montarlo respetando su posición. Normalmente, el disco trae una flecha indicando el sentido de giro y la radial también lo indica con una flecha. Ambas flechas deben estar hacia el mismo lado.

    Respecto a la otra cuestión, conviene ir desplazando la máquina en el sentido del giro, como avanzando lentamente, o sea, alejando la máquina de ti, hacia delante. Así es más difícil que se quede el disco atrapado y nos de un "latigazo" o movimiento brusco, que por otra parte puede ser muy peligroso. Es constumbre a la hora de cortar con esta máquina avanzar y retroceder para insistir en una zona. Yo siempre recomiendo avanzar en el sentido del giro del disco y después levantar la máquina, volver al lugar inicial y volver a dar otra pasada. Y por supuesto, manteniendo el disco siempre perpendicular a la superficie de corte y bien alineado.
    Espero haberte servido de ayuda.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Cuando hablo de contramarcha me refiero a los siguiente: Te adjunto una imagen del manual de las amoldara bosch
    http://img43.imageshack.us/img43/229/clipboard01a.png

    Veo que la mayoría de la gente no usa la amoladora asi.

    ResponderEliminar
  9. Pues qué curioso, que un fabricante de reputación como Bosch haga esa recomendación. Yo, desde luego, simpre hago los cortes como te indiqué en la anterior respuesta. Supongo que si haces el corte muy despacio, sin apretar y manteniendo la máquina bien derecha, también se podrá cortar así, a "contragiro"... Yo desde luego, pienso seguir cortando en el sentido del giro del disco.
    saludos

    ResponderEliminar
  10. La cuestion no es que " tambien se pueda cortar asi" es que si no lo haces asi puede ser peligroso segun el fabricante.

    ResponderEliminar

Si tenéis cualquier duda, sugerencia o consulta, por favor, hacedlo mediante la sección de comentarios. No respondo las consultas privadas. No usar los comentarios para hacer publicidad.