miércoles, 8 de abril de 2009

Cómo usar la remachadora

Mi caja de herramientas: Remachadora



Hoy voy a hablaros de una herramienta muy práctica y económica: la remachadora…

Podemos unir piezas de varios modos: clavándolas mediante el uso de clavos, atornillándolas mediante tornillos, pegándolas, soldándolas, o bien remachándolas…

Los remaches son unas piezas de metal, generalmente de aluminio, que ensamblan dos piezas, normalmente delgadas y de metal, de forma permanente. O sea, que para separar las piezas, la única forma será rompiendo los remaches.

El proceso de remachado es extraordinariamente sencillo: se perforan las dos chapas a unir con una broca exactamente del mismo diámetro que el del remache medido por el extremo más ancho. Las colocamos de modo que coincidan los orificios e introducimos el remache, que quedará muy encajado.



Insertamos el vástago del remache en la remachadora y accionamos varias veces los brazos de la misma hasta que se rompa el vástago. Lo que hace la remachadora es arrugar el extremo libre del remache apretándolo contra las dos piezas, dejándolas fijas. Bastará extraer el vástago roto e inservible de la remachadora y seguir colocando remaches.



La misma remachadora puede poner remaches de tamaños muy diversos, pero hay que ponerle una boca adecuada al tamaño de los remaches. Normalmente, la boca tiene forma de tornillo de cabeza hexagonal y se extrae con una llave que suele venir con la remachadora. Es muy sencillo escoger la boca adecuada: vamos probando el vástago del remache en los orificios de las bocas y escogemos por la que entre más ajustado.

aparte del grosor del remache, también hay remaches de distintas longitides, que nos permite escoger el más idóneo dependiendo del grosor de las piezas. Asimismo, los hay con la cabeza de diferentes colores: color aluminio, blanco, negro.... así quedarán los remaches disimulados.

Si un remache no nos ha quedado bien o simplemente queremos desmontar dos piezas unidas mediante remaches, bastará aplicar un taladro con una broca en la cabeza del remache. Como se queda en dicha cabeza un orificio, la broca no se resbalará y como es de aluminio, saldrá enseguida. Tampco tenemos que calentarnos la cabeza con el tamaño de la broca, bastará que sea de un tamaño similar o algo menor a la cabeza del remache.

En general las uniones con remaches son fuertes, aunque si los colocamos en piezas con muchas vibraciones, tenderán a coger holgura.

23 comentarios:

  1. Muy buena tu explicacion amigo. No siempre se encuentra material bien explicado y de ayuda.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, me alegro que te haya gustado. Espero que mi blog siga sirviéndote de ayuda y te sea útil.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por la explicacion. Estoy necesitando una remachadora para cambiar una cerradura en una reja que me la pusieron con remaches. Me gustaria que explicaras que marcas son buenas y cuales no.

    ResponderEliminar
  4. Hola, Rómulo, la verdad es que mi remachadora no es de marca, me costó muy poco (el precio casi que da risa) y la he usado en infinidad de trabajos y está como el primer día y no me ha dado ningún problema.
    Así que en este caso, no creo que la marca sea importante...Eso sí, si vas a poner remaches muy gruesos, con una remachadora como la mía te costará un poco e incluso te será imposible si el remache es demasiado grueso.
    Para eso hay otro tipo de remachadoras tipo fuelle que realizan una gran fuerza. Pero si se trata de poner sólo unos remaches en una cerradura, no creo que tengas problema con una como la mía.
    Espero haberte servido de ayuda y gracias por tu interés.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. sabes se me traba a cada rato lo que me sobra del remache porque podra ser si alguien sabe como solucionarlo les dejo mi email artmariquita@hotmail.com gracias muy bueno esto

    ResponderEliminar
  6. Hola: para extraer el vástago sobrante del remache, normalmente basta poner la remachadora en posición invertida y abrir y cerrar a tope los brazos de la remachadora. Suele liberarse muy fácilmente y salen, obviamente, por la parte opuesta a la de inserción del vástago. Si realizando este proceso no obtienes resultado, ya sería cuestión de examinar el aparato para ver si ha sufrido algún golpe o avería.
    Espero haberte sido útil.

    ResponderEliminar
  7. Tengo una remachadora.-Quisiera ejemplos practicos en que puedo usarla.-He tratadoen cuero y carton pero no funciona

    ResponderEliminar
  8. Hola, Antonio:
    La remachadora no te ha funcionado con cuero o cartón porque es exclusiva para metal.

    En algunos casos, se podría usar para plásticos finos y rígidos, como el metacrilato.

    Siempre que haya dos láminas de material duro y rígido podemos unirlas perforándolas y ajustando un remache.

    A lo largo de los post del blog he usado la remachadora. De todos modos me parece interesante tu sugerencia de poner ejemplos prácticos reunidos en un solo post.

    Para unir cuero o cartón se usan otro tipo de remaches que son especiales para estos materiales.

    Podrías tratar de usar remaches para metal en cuero o cartón poniendo unas arandelas metálicas en la parte exterior de estos materiales, pero sería bastante antiestético por uno de los lados.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. hola gente, tuve que desarmar la remachadora que tenía porque se había trabado. cómo hago para volver a armarla? hay algún lugar donde pueda ver claramente el órden de las piezas. saludos y muy buena la explicación de uso

    ResponderEliminar
  10. Gracias, amigo: me alegro que te haya gustado la explicación y te agradezco el comentario.

    Respecto a lo que me comentas, es extraño que se haya trabado, igual tenia algún defecto. Mi remachadora no es ninguna maravilla y jamás lo ha hecho, así que imagino que estaría defectuosa. Igual te traería más cuenta comprar una nueva que ofrezca más garantías.

    No puedo ayudarte con el orden de las partes. En estos casos, suelo actuar de modo intuitivo ¡Tampoco son tantas piezas!
    En cualquier caso es una herramienta económica y si te equivocas a la hora del montaje y se produce un daño irreparable... al menos no será muy costoso reponerla.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. yo compre una remachadora barata y es una estada, para hacer un remache se hace muchisimo esfuerzo casi nunca llega a hacerlo por mas que sea delgadito el remache, mas te duele las manos y hasta se deformo los mangos. Nunca la compren, es marca Stanford pero creo q es imitacion nomas, aqui va la foto por si acaso:

    http://s3.subirimagenes.com/otros/5853145remachadoramal1.jpg
    http://s3.subirimagenes.com/otros/5853150remachadoramal.jpg

    ResponderEliminar
  12. Si, a veces lo barato... sale más caro, jejejej.
    Lo cierto es que mi remachadora no podría ser más barata, que me costó un par de euros y me está saliendo bastante buena.
    Lo cierto es que es una herramienta, que aunque no usemos todos los días, es imprescindible en el taller de todo bricolador y si podéis invertir en una buena, os evitaréis lo que le ha pasado a nuestro amigo Joaquín.
    Para los que han tenido problemas con la extracción del vástago, como ocurre con nuestra amgiga Mariquita, lo trato en un post que he realizado posteriormente:
    http://bricotallerdecarlos.blogspot.com/2011/01/reparar-recogedor-metalico-recogedores.html

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola! ¡Me ha encantado conocer tu blog!. Así que voy a aprovechar para hacerte una consulta: tengo que reponer unos remaches de ensamblaje de una mecedora; el espesor a unir es bastante grande para los remaches convencionales, de 4 a 6 cm. La cosa es que no encuentro remaches como los que el mueble traía originalmente (que sí se correspondían con estos largos). Yo creo que están hechos para la fabricación concreta del mueble en cuestión. Tú que opinas, crees que los podré encontrar?.
    Otra cosa, estos remaches son bastante difíciles de extraer, porque salvo que enderece las pestañitas, aquí no hay taladro que valga: son tuercas macizas, con la punta remachada...
    Gracias de antemano!

    ResponderEliminar
  14. Hola, Evagardner: Pues me has recordado una reparación que hice que y que no llegué a publicar por no haber sacado fotos.
    Fue un cochecito de bebé al que se le había roto un remache que unía dos tubos de aluminio. El remache era de aluminio, pero macizo, nada que ver con los remaches de los que hablo en el post.

    Lo solucioné quitando el remache viejo comiéndome la cabeza con un taladro y una broca (como un remache normal) Eso sí, era bastante duro de roer, ya te digo, era macizo.

    Lo que hice fue sustituir ese remache dañado por un perno con tuerca de las que no se aflojan y un par de arandelas para no dañar los tubos de aluminio al apretar.

    Lo hice hace un par de años y el cochecito no solo ha aguantado los trotes de mi hijo mayor, sino que también está aguantado al pequeño, que ya ha cumplido su primer añito... Así que doy fe que ha sido efectivo.

    Una vez que vi que funcionaba, con una cizalla corté el extremo sobrante del perno y limé las ariastas.

    Supongo que para tu mecedora puedes hacer algo parecido. Es más, si es de madera, puedes hacer un orificio un poco mayor en los extremos para que se aloje la cabeza del perno y la tuerca, con lo que será más estético.

    Espero que mi experiencia te haya servido.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  15. Gracias por contestar tan rápido!. Efectivamente, eso es lo que había ideado, ayer salí de ferreterías, a buscar posibles soluciones, y llegué a la conclusión de sustitir los remaches por pernos y tuerca,con arandela, dejando la tuerca por la cara interior(comprobé que no rozase con ninguna de las piezas de la mecedora al plegar). Yo pensaba poner arandela por fuera también, con el fin de que al plegarse la mecedora, la cabeza no fuese degradando la superficie de la madera, pero lo de avellanar un poco para que la cabeza quede embutida es una buena solución y desde luego más estética. Valoraré si hacerlo así, o dejarla lo más parecida posible a como estaba, que era con arandela por fuera y por dentro.
    MUCHAS GRACIAS POR TU ATENCIÓN CARLOS!Seguro que seguimos en contacto!

    ResponderEliminar
  16. Ayer compré una remachadora y no estaba muy seguro de como utilizarla, si había que perforar las piezas a unir o la remachadora hacía la perforación. Además como vivo en Brasil no comprendí muy bien la explicación del vendedor. Así que muchas gracias.
    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Las remachadoras quitan remaches también??

    ResponderEliminar
  18. Hola, KAKO: pues no, las remachadoras no quitan remaches, sólo los ponen. Para quitar los remaches, hay que proceder como explico en la entrada.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  19. cuales son las precauciones??es importante ,¿no?

    ResponderEliminar
  20. Se trata de una herramienta bastante segura. Si actuamos con un poco de sentido común es bastante difícil que podamos tener un accidente. Siempre hay que fijar las piezas a taladrar con firmeza para que no estén sueltas. Al poner el remache, hemos de ser conscientes que se partirá bruscamente y tenemos que estar preparados... Cosas que con un poco de sentido común pueden hacer de la remachadora una herramienta bastante segura y fiable.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  21. Amigo Negro Peón. Si desbarataste la remachadora, deberás tener ocho partes: el cuerpo de la remachadora, un bulón cerrado en un extremo (tubo mayor), un bulón de menor diámetro (que posiblemente tiene una ranura para destornillador de pala), un resorte, dos mordazas y un soporte de mordazas.

    ResponderEliminar
  22. Hola!!
    Que herramienta puedo usar para cartón o tela??

    ResponderEliminar
  23. Hola: pues para eso hay otro tipo de remaches de forma cilíndrica. Son como tubitos que al ponerlos en su remachadora los aplasta y deja un aspecto como de aro. Es también una herramienta útil y económica, muy interesante para quien trabaje esos materiales.
    Un saludo

    ResponderEliminar

Si tenéis cualquier duda, sugerencia o consulta, por favor, hacedlo mediante la sección de comentarios. No respondo las consultas privadas. No usar los comentarios para hacer publicidad.