miércoles, 14 de octubre de 2009

Sierra circular. Tipos de sierra circular. Uso de la sierra circular. Como usar la sierra circular

SIERRA CIRCULAR




Hoy vamos a ver una interesante herramienta de bricolaje: la sierra circular.
Esta máquina consiste en un motor que hace girar una hoja de sierra de forma circular y con dientes en mayor o menor número según el corte que queramos hacer.



Está montada sobre un patín metálico al que se le puede acoplar una guía o bien puede estar montada en un banco de trabajo.
Otra opción muy interesante son las ingletadoras,
que aunque no estén pensadas para cortes largos, como tableros, nos dan un corte muy limpio y preciso para cortar transversalmente tablones y listones. Su escala graduada permite también cortes a inglete y en cualquier ángulo.

Como tanto la segunda como la tercera
suelen ser más caras y más voluminosas, os recomiendo para un pequeño taller de bricolaje una sierra circular de mano.

No es una herramienta que vamos a usar todos los días, pero cuando queramos cortar una tabla bien derecha o hacer un corte fino en unos largueros de pino, nos vendrá estupendamente.

No voy a entrar en marcas y modelos.
Pero no os vayáis a la más potente y cara si no la habéis usado anteriormente y no le vais a dar mucho uso. La mía, la compré en una oferta de un supermercado que suele sacar productos para el bricolaje a buen precio y calidad.



Y la verdad es que no me quejo: es una máquina de cierta potencia, con arranque suave y progresivo, velocidad regulable y hasta guía láser.


Con ella he hecho muchos cortes, aunque hay que considerar varios factores para que los cortes salgan perfectos:

- Las piezas deben estar sujetas con firmeza a un banco de trabajo. Jamás se os ocurra cortar un listón con la sierra circular si está suelto o mal fijado.
- En la medida de lo posible, salvo que tengáis experiencia, evitad usar la guía que trae, que a pesar de ser de acero, puede ceder levemente con la presión que ejercemos y la vibración si no estáis acostumbrados a manejar esta herramienta.
Practicad primero antes de hacer los cortes definitivos con la guía.

- Para un corte basto, podemos usar la guía láser, pero hay que tener en cuenta que si nos torcemos un poco, el corte ya no será perfectamente recto y si queríamos cortar la tabla para un mueble, o sencillamente para fijarla a otra madera recta, se nos estropeará el trabajo.


La forma correcta de usarla sería la siguiente:
En un lugar suficientemente espacioso, debemos ubicar el banco de trabajo, si es móvil, y nivelarlo bien. Si está inclinado, el mismo peso de la sierra hará que tienda a salirse de la línea.

Debemos regular la profundidad de la sierra para que ésta sobresalga unos 4mm por debajo de la pieza a cortar. Si dejamos que entre la hoja más, corremos el riesgo que ésta se entrape y nos dé una buena sacudida y también porque el corte será menos limpio y la hoja se sobrecalentará innecesariamente.

Obviamente, si le damos menos profundidad que la de la pieza a cortar, se limitará a hacer un surco más o menos profundo, pero sin llegar a cortar la madera en dos. Esto puede ser interesante para hacer ranuras.


Debemos comprobar el ángulo de corte. Ya que la hoja puede hacer cortes en ángulo recto o con inclinación. Mejor comprobar antes que no encontrarnos después que el corte es inclinado. Como normalmente los cortes suelen ser rectos, no suele ser necesario hacer esta comprobación.

Montad la pieza a cortar firmemente sobre el banco de trabajo.
Es conveniente asirla al menos por dos puntos para evitar que con las vibraciones, la pieza pueda girar sobre el punto de fijación y acabemos cortando el banco de trabajo u otra cosa…


Si vamos a realizar un corte largo, como una tabla o plancha de madera, conviene usar una guía -Listón de madera o vara metálica- sobre la que apoyar el patín de la sierra.

Es importante evitar que la pieza que se está cortando se caiga al suelo al ir terminado el corte, pues esto podría astillar el final del corte. Podemos solucionarlo fijando por debajo unos listones de desecho que soportarán la pieza cortada.


Jamás tratéis de sujetar la pieza con la mano, las dos manos deben estar siempre sujetando la sierra.
Si el corte es de un listón, podemos colocarlo entre dos piezas del mismo grosor que harán que el patín de la sierra se asiente correctamente y con una guía nos aseguraremos que el corte será perfectamente perpendicular.

Para realizar un corte, basta sujetar la sierra con firmeza y hacerla avanzar lenta y suavemente por el corte con una leve presión hacia la guía y hacia abajo.



Es conveniente que os hagáis una plantilla en chapón, o una madera fina en la que marcaréis la zona de corte con dos rayitas: una del corte interno y otra la del corte externo y colocadas a la distancia correcta del borde del patín. Esto os ahorrará un montón de tiempo cada vez que queráis colocar un listón a modo de guía o incluso para cortar directamente un listón a la medida deseada.
Tened en cuenta que la hoja suele ser fina, pero los dientes están ligeramente abiertos para que el corte sea más ancho que la hoja de la sierra y así impedir que el disco se trabe. Podéis hacer un pequeño corte en una madera y de ahí sacar la plantilla.


Como medidas de seguridad os sugiero:
- Usar gafas de seguridad, ya que el serrín es lanzado con cierta fuerza y puede llevar incorporado alguna astilla.


- Mantener las manos siempre encima de la máquina mientras esté funcionando o antes de empezar y no soltarla hasta que haya dejado de girar la sierra.


- Por supuesto, manipularla siempre desenchufada.



- No desconectar jamás el protector de la sierra, que es una chapa que se abre dejando libre la sierra cuando empieza a cortar la madera y vuelve automáticamente a su posición al levantar la sierra o al terminar el corte.
A veces, si es una pieza delgada, puede estorbarnos un poco el primer contacto del protector con la madera, pero debemos evitar a toda costa la tentación de atarlo o fijarlo para dejar la siera desnuda, pues podría provocar al menor descuido un grave accidente.

- Mantened siempre las dos manos sobre la sierra: desde antes de empezar a funcionar el motor hasta que se haya detenido por completo la sierra.

- Al sujetar la pieza para cortarla, evitar que la misma pieza pueda cerrarse sobre el corte y entrapar la sierra.
Esto puede suceder si ponemos un listón o tabla en un caballete y cortamos por el centro: el mismo peso de la madera puede hacer que esta se hunda, los labios del corte se peguen contra la hoja y la sierra nos dé un buen golpe o incluso lance las maderas por los aires con gran fuerza.
Evitad esto a toda costa, es muy, muy peligroso.


Por lo demás, es una herramienta muy sencilla de usar. Y tomando algunas precauciones, es bastante segura y fiable.


En próximos post, os voy a enseñar un interesante trabajo de bricolaje en el que he empleado la sierra circular: reducir de tamaño unas camas litera de madera. ¡No os lo perdáis!



------------------------------------------------------------------




3 comentarios:

  1. una sierrs circular para cortar ceramica es confiable para cortar madera soy principiante

    ResponderEliminar
  2. Hola, Fer: en principio, una sierra para cortar cerámica... es para cortar cerámica. Yo, desde luego, no la usaría ni para madera, metal u otro material. Es algo muy específico. Si puedes acoplarle un disco para madera, igual te puede sacar de algún apuro, pero cada material precisa de cierto número de revoluciones, un motor de determinada potencia... Personalmente, no te lo recomiendo, aunque igual en la web encentras a alguien que sí lo haya hecho y le vaya bien.
    Un saludo

    ResponderEliminar

Si tenéis cualquier duda, sugerencia o consulta, por favor, hacedlo mediante la sección de comentarios. No respondo las consultas privadas. No usar los comentarios para hacer publicidad.